fbpx

Como encontré mi verdadera vida mudándome al otro lado del mundo
Ya Van Dos Años Viviendo En Hungría!

Empaque toda mi vida en 3 maletas con sobre peso y un pequeño morral con lo esencial. Recuerdo haber seleccionado la ropa cuidadosamente, haber investigado todo sobre el clima y haber creído que lo que llevaba era suficiente para aguantar un invierno, mi primer invierno. Pronto me iba a dar cuenta que si no compraba verdadera ropa térmica iba a morir de hipotermia.

Estuve buscando la oportunidad de huir de mi país por mucho tiempo, no quería estar allí porque sabía que mi vida no se encontraba en ese lugar que ya se sentía incómodo. Y no me entiendan mal, yo llevo mi bandera en alto a donde vaya, pero luego de luchar por encontrar mi lugar en Colombia durante casi toda mi existencia, me di cuenta que mi lugar estaba por fuera de allí.

Le dije adiós a mis padres con lágrimas en los ojos, pero con la felicidad que tenia de verlos juntos por primera vez luego de haberse separado cuando yo era una niña. Recuerdo haber pensado en mi yo de 6 años rogándole al universo que me permitiera ver a mis padres juntos, y bueno el universo me respondió 17 años después para poderle dar final a ese sueño de mi infancia y darle esa alegría a mi niña interior antes de emprender la aventura soñada.

Últimos minutos en Colombia, luego un avión, otro y otro más. El camino es largo.

Más de 24 horas viajando con la ansiedad de no saber qué me iba a esperar del otro lado. Mi escape fue una beca para estudiar en un país del cual solo había escuchado en las clases de historia: Hungría.

Ubicación: en el medio de Europa, según el mapa
Idioma: no tenía ni idea, pero esperaba que mi Ingles fuera suficiente
Moneda: aparentemente no euros
Gastronomía: gulash, porque en Colombia tenemos un plato llamado igual
Gente: espero que buena.

En el aeropuerto me esperaba una chica designada por la universidad, había hablado con ella un poco por Facebook y esperaba que estuviera allí. “Dios mío permite que alguien me vaya a recoger”. ¡Y si estaba!
Verán, pronto iba a aprender que en esta parte del mundo cuando alguien te dice que va a hacer algo, lo hace.

Recuerdo que tomamos un tren para llegar a la ciudad y yo me sentía cual película de Harry Potter vía a Hogwarts por primera vez. Era mágico. Los sonidos, los olores, los colores de esta ciudad, todo era nuevo para mí y me parecía surreal. ¿De verdad voy a vivir en esta ciudad que tiene tranvía y metro, que tiene castillos a plena vista, que tiene un rio histórico? Si, realmente estaba pasando.

Llegue a un dormitorio de estudiantes, un edificio construido en la época soviética que no había sido remodelado nunca y que ahora contaba con la decoración de huecos en el piso y las paredes. Una habitación compartida con una chica rusa que nunca pude entender bien y con la que al final ni siquiera nos hablábamos, éramos como agua y aceite.

Un sitio deprimente del que hicimos el mejor lugar del mundo y donde conocí al amor de mi vida y a mi pequeña familia internacional: Colombia, México, Jordania e India.

Aquí aprendí a ser independiente, a dormir completamente sola sin sentirme ansiosa, a que si yo no hago las cosas pues no se van a hacer solitas. En este sitio deprimente/feliz aprendí la lección más importante: yo puedo hacer todo lo que me proponga, desde cocinar para poder comer hasta hacer de un sitio horrible, un hogar.

Han pasado ya dos años desde que le dije adiós a mi vida en Colombia y cerré mi infancia cumpliendo el deseo que tanto le pedí a Santa en las cartas de navidad. Llegue a con 3 maletas llenas de sueños e intrigas de cómo sería mi vida aquí, ¿será que por fin encontraría mi lugar al otro lado del mundo?

¡Si! Aquí encontré mi lugar. 

Encontré mi fuerza interna para superar cualquier situación difícil, encontré mi poder. Aquí me di cuenta que si algo malo pasa, está en ti darle la vuelta y convertirlo en algo bueno. Aquí me di cuenta que si trabajas, le pones corazón y buena energía vas a conseguir todo lo que quieras.

He aprendido a vivir del aire, a comer algo cuando la nevera esta solitaria y solo queda un tomate seco y pasta. He aprendido a que las monedas siempre se guardan para momentos difíciles, y a que esos momentos se pasan mejor al lado de esa persona especial.

Ahora sé que no debo cambiar quien soy para que los demás me acepten, que las amistades verdaderas superan distancias extremas y que esas personas que están contigo en las peores son las que merecen estar contigo en las mejores.

He descubierto que el amor verdadero si existe, que los hombres buenos todavía están en la tierra. Que una relación si puede ser seria y boba a la misma vez, que no todo tiene que estar teñido de mentiras y que el amor es ese calorcito en el corazón cuando vez a tu persona.

Creo que si hago una lista de todo lo que he aprendido, esto sería una biblia interminable. Porque en resumidas cuentas he aprendido a VIVIR.

Me desperté de un trance que parecía perpetuo el día que le dije adiós a mis padres y ahora VIVO en mayúsculas, sin excusas ni perdones. VIVO al máximo cada día, siento cada sentimiento que atraviesa mi ser, veo cada color, huelo cada olor, saboreo cada sabor.

¡VIVO!

Esta es mi vida ahora:

Ubicación: ¡Budapest, la ciudad mágica!
Idioma: Húngaro, en proceso. Inglés, mejorando. Español, por siempre
Moneda: Florín Húngaro que a veces es convertido en mi cabeza a Peso Colombiano o a Euro en unas matemáticas inentendibles por el ser humano pero que por alguna razón funcionan.
Gastronomía: Desde comida de supervivencia a base de pasta y tomate hasta elaborados panes horneados en nuestro pequeño horno eléctrico. ¡Porque no soy cocinera por gusto sino por necesidad!
Gente: La mejor que me he podido encontrar + algunos amargados que no le sonríen a nadie, pero en todo lado están esos que no han podido encontrar su felicidad.
Maletas: ¡Aun son 3, llenas de más sueños, mas ilusiones y más metas que quiero lograr ahora que se lo que realmente es VIVIR!


Conectémonos!

Quieres recibir todo el contenido de Doña Ale?

Déjame tu nombre y correo en las casillas de abajo; y te enviaré todo el nuevo contenido de Doña Ale directamente a tu Email. 

Click Here to Leave a Comment Below